Hoy he disfrutado muchísimo en casa de la familia Gallego en un extraordinario tentadero con cuatro vacas de mucha calidad del hierro «Toros de Ojailén». He compartido tentadero con el maestro Oliva Soto, en la tapia mi amigo Alberto Nicolás y a caballo el jefe de la casa Enrique Gallego. Fotos: © M. del Moral