Buena tarde en la bonita plaza de la Puebla de Don Rodrigo, donde me he sentido muy agusto y donde una vez más la espada en el segundo toro me impide salir por la puerta grande. Oreja en el primero, con un complicado toro donde he sufrido una fuerte voltereta. Seguiremos luchando e intentándolo.