Pasó la tarde que tanto tiempo había estado esperando y me siento muy orgulloso de haberlo dado todo. Una plaza, la de Ciudad Real, en la que me siento como en casa y a la que regresaba después de haber sido el triunfador de la Feria del Prado 2015. Disfrutando con el primer toro al que corté una oreja y tirando de garra y oficio en el quinto que no ayudó nada para el lucimiento. Quiero agradecer a todos los que me acompañasteis una vez más y me apoyasteis desde el tendido. GRACIAS!!

Podéis seguir todos los detalles de la tarde en el portal taurino Cargando La Suerte.